Creemos en una cosmética que va más allá de la piel, una cosmética basada en el bienestar integral de cada persona.

Hoy sabemos que nuestras emociones influyen mucho en el estado de nuestra piel, así pues una piel apagada nos dice que la persona está cansada, estresada o se encuentra en un mal momento a nivel emocional, cada sarpullido, cada alergia… nos informa de un desequilibrio interno.

Por eso, nos gusta observar la piel de forma integral sin olvidar el interior, y utilizamos aceites esenciales y flores de Bach, para ofrecerte un cuidado completo pensado en tu bienestar.

Trabajar no sólo la piel sino la parte más emocional y sutil es lo que llamamos

cosmética holística: pensada y creada para generar en ti bienestar pleno.

Usamos Flores de Bach con la intención de equilibrar y potenciar la acción de algunos de nuestros productos, para que de una forma u otra puedas beneficiarte del producto a todos los niveles.

Los aromas son parte esencial de nuestros productos y que actúan de manera integral: a través del olfato, de la piel, de las texturas y de las sensaciones. 

¿Sabías que el olfato está directamente conectado con las emociones, las sensaciones, los recuerdos…? El sistema límbico (el que rige las emociones) se desarrolla en el feto al mismo tiempo que la piel, es por eso que existe una gran conexión entre la piel y las emociones.

Creemos en la cosmética Holística

Para que sientas

EL BIENESTAR QUE TE HARÁ BRILLAR. DESDE DENTRO, HACIA FUERA.

Nos gusta respetar todo lo que nos rodea y tener una actitud positiva con nuestro entorno, nuestros proveedores y que nuestros productos sean honestos.

¡Nuestras emociones se reflejan en la piel más de lo que nos creemos!